Logo ipys cabecera
NOVEDADES   | CONTEXTO
El periodismo deportivo en Barinas también es hostigado (15/09/2012)

La intolerancia a las críticas sobre el desempeño del club al cual representan, se dejó sentir por parte de directivos del equipo de fútbol Zamora Fútbol Club, del estado Barinas al occidente del país, desde el 8 de agosto. Ese día le fue negada la acreditación a un grupo de periodistas de diarios regionales para cubrir las actividades deportivas de esta delegación, perteneciente a la Primera División de Venezuela. Entre el grupo de trabajadores de la comunicación que se han visto afectado están Walman Linares, periodista del diario La Prensa de Barinas; Andrés Henríquez, periodista del periódico De Frente y  Giusseppe Bemeo y Ricardo Paracuto, parte del equipo de la emisora local Radio Sabana.


La intolerancia a las críticas sobre el desempeño del club al cual representan, se dejó sentir por parte de directivos del equipo de fútbol Zamora Fútbol Club, del estado Barinas al occidente del país, desde el 8 de agosto. Ese día le fue negada la acreditación a un grupo de periodistas de diarios regionales para cubrir las actividades deportivas de esta delegación, perteneciente a la Primera División de Venezuela. Entre el grupo de trabajadores de la comunicación que se han visto afectado están Walman Linares, periodista del diario La Prensa de Barinas; Andrés Henríquez, periodista del periódico De Frente y  Giusseppe Bemeo y Ricardo Paracuto, parte del equipo de la emisora local Radio Sabana. Ellos denunciaron que en vista de que no le aprobaron el credencial de prensa, deben comprar sus boletos de entrada, para poder realizar la cobertura de las actividades deportivas del Zamora Futbol Club.

La directiva de este equipo futbolístico es presidida por Adelis Chávez, quien es hermano del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

Antecedentes por informar irregularidades

Este caso se suma a una acción similar que ocurrió el 13 de enero de 2012, cuando le fue negado el acceso al estadio de Fútbol de Barinas a Walter Obregón, periodista del diario local La Noticia y corresponsal del diario de circulación nacional El Universal;  y Andrés Henríquez, estudiante de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela y reportero del diario local De Frente. Según estos dos reporteros,  la decisión obedecía a órdenes de Adelis Chávez y Akram Almatni, presidente y gerente, respectivamente, del equipo futbolístico de Barinas.

Walter Obregón denunció que el periódico local para el cual labora, realizó la solicitud correspondiente de su acreditación, y los representantes del equipo justificaron  la negación del credencial, aludiendo que se reservaban el derecho de admisión por ser los responsables de la organización  de los encuentros de la Primera División del país, en esta ciudad. Por su parte, el periodista argumentó que la medida en su contra habría tenido como origen algunas denuncias sobre irregularidades que había publicado sobre el Zamora Fútbol Club.

Por otro lado, Henríquez señaló a Ipys Venezuela,  que el diario De Frente -cuya línea editorial está a favor del gobierno- prefirió no realizar la solicitud de la acreditación debido a que  sospechaban que iba a ser negada. Agregó, que el 13 de enero de 2012, representantes del equipo de futbol envió una comunicación electrónica al periódico,  en la informaba que el equipo de prensa de este periódico, no iba a ser acreditado, por utilizar un lenguaje ofensivo contra el Zamora Futbol Club en las notas publicadas en este diario.

De igual manera, Henríquez denunció que, posteriormente, quiso asistir a una rueda de prensa ofrecida por los directivos del equipo, pero no fue convocado, y Adelis Chávez le recordó que la directiva se reservaba la potestad de convocatoria. El periodista, además, indicó que ésta es la primera vez que se presenta una situación como la que describe, durante los  dos años que lleva cubriendo la fuente deportiva.

Sobre este incidente, en enero, Matthew Bello, coordinador de prensa del Zamora Fútbol Club, declaró que la acreditación había sido negada a los dos periodistas, pero no a los medios de comunicación para los cuales laboran. Agregó que tanto Obregón como Henríquez podrán asistir a las ruedas de prensa, pero no podrían cubrir los juegos.

A este panorama, se suma una situación que coloca en riesgo la vida e integridad de los periodistas. Según su testimonio, el 15 de febrero de 2012, Walter Obregón recibió amenazas de muerte por parte de integrantes de la fanaticada del Zamora Fútbol Club, apodada "La Burra Brava".

Las amenazas habrían tenido lugar luego de la publicación de un trabajo periodístico sobre las condiciones del Estadio donde se realizó el partido entre el Zamora Fútbol Club y el Boca-Juniors, en el marco de la Copa Libertadores.

En este mismo contexto, los periodistas Walman Linares, del diario La Prensa; y Andrés Henríquez,  del diario De Frente, también denunciaron haber sido víctimas de ataques y descalificaciones por parte de las autoridades del equipo Zamora Fútbol Club y de la fanaticada.

Por su parte, Henríquez denunció que fue víctima de intervenciones telefónicas y recibió descalificaciones a través de las redes sociales. Indicó, además, que su cuenta de correo personal fue "hackeada".

Entre tanto el periodista Linares ha recibido constantes descalificaciones e improperios por parte del presidente del equipo Zamora, Adelis Chávez. El periodista afirmó, que estos ataques iniciaron el 06 de junio del 2011, pero han sido repetitivos durante los últimos seis meses.

Además, el periodista Francisco Aguilar denunció, en el mes de enero, un grupo de clientes con los que trabaja recibieron intimidaciones  con la finalidad de que no siguieran patrocinando sus espacios deportivos en emisoras de la región y del país.

Cuestionados por denuncias

Andrés Henríquez afirma: "nosotros no hemos tenido lenguaje ofensivo hacia los dirigentes del equipo. Nuestro trabajo siempre ha estado ajustado hacia la problemática que se han suscitado en torno el equipo. Tratamos de hacer nuestro trabajo con las mejores críticas para que el equipo mejore. Por ejemplo, después de la temporada pasada, en la que el Zamora tuvo su peor torneo, en 35 años de historia, la presión de los medios fue tal, que debieron traer uno de los mejores técnicos como lo es Noel San Vicente. Esto quiere decir que nuestro trabajo sí funcionó".

Henríquez afirma, que además de ellos, otros 11 reporteros de la ciudad tendrán dificultades para realizar la cobertura periodística de las actividades futbolísticas en la ciudad, ante la negación de los credenciales de prensa. Agrega: "Esto es algo inédito en cuanto a la cobertura del fútbol profesional en Venezuela. Ninguno de los 18 equipos del fútbol nacional le ha prohibido a los periodistas y comunicadores que ejerzan su trabajo. Esto ha generado  un vacío comunicacional del Zamora Fútbol Club en la prensa barinesa".