Logo ipys cabecera
NOVEDADES   | CONTEXTO
Barinas bajo el asedio oficial (16/12/2011)

El sólo hecho de que Barinas sea  considerada por el sector oficialista como "la cuna de la Revolución", ya marca un precedente. El que Adán Chávez, hermano mayor del presidente de la República, y catalogado como el principal ideólogo de este proceso revolucionario, sea el actual Gobernador del Estado, es otro punto a tomar en cuenta.


Barinas debe ser defendida a como dé lugar. Cualquier opinión que ponga en tela de juicio la gestión del gobierno nacional, regional o municipal, debe ser atacada de inmediato.

Desde el 2008, año en que Adán Chávez asumió la Gobernación del estado Barinas de manos de su padre, Hugo Chávez, las cosas se radicalizaron.

Así lo hace saber también el periodista del diario La Prensa y secretario general del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Barinas, Tarquino González Concho, quien califica la presencia del actual mandatario regional, como "perjudicial".

El ataque continuo a los periodistas y medios que no son afectos a su política de gobierno, es constante.

González habla incluso de un chantaje económico y presión política persistentes en contra del diario La Prensa y de Radio Sensacional, por ejemplo.

No debemos obviar, las restricciones a los funcionarios que laboran en instituciones y organismos del Estado, de no dar declaraciones a determinados medios o periodistas.

Desde principios del año 2011, son diversos los hechos que marcan la pauta en relación a los casos de agresiones a la libertad de expresión en la región así como limitaciones en el acceso a la información pública.

El año anterior, 2010, inició con alertas desde el mes de junio en el que cuatro casos fueron reportados. Mensajes intimidatorios al presidente del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), seccional Barinas y periodista del diario La Prensa, Tarquino González; solicitud de investigación al Corresponsal del Diario El Universal y periodista del diario La Noticia, Walter Obregón por una información publicada; el desmantelamiento de la sede del CNP, seccional Barinas y la suspensión de cuatro programas de opinión en el canal Telellano.

En el mes de julio, se le solicitó la renuncia al director del diario De Frente por el titular de primera página "Extraditan a Chávez", en clara referencia al supuesto terrorista salvadoreño, Francisco Chávez.

En agosto, la orden de salida de un reportero gráfico mientras cubría una noticia; la investigación iniciada por el Consejo Legislativo Regional para el control y seguimiento de medios; y los ataques por parte del Gobernador al diario La Prensa.

En septiembre, la investigación iniciadas por la Defensoría del Pueblo y el Consejo Nacional Electoral en contra del diario La Prensa.

El mes siguiente, nuevos ataques verbales por parte del Gobernador en contra de diario La Prensa y la solicitud de investigación por parte de la Fiscalía luego de las informaciones publicadas por dos periodistas que denunciaron la pérdida de 40 toneladas de carne en Barinas; y la suspensión de un programa de opinión por censura del Gobierno.

En noviembre, protestas frente al diario La Prensa, en rechazo a la línea informativa del medio; agresiones al equipo reporteril del diario Los Llanos mientras cubrían una pauta en Mercal; y la amonestación a la jefe de redacción del diario De Frente (medio pro gobierno) por publicar una nota del Colegio Nacional de Periodistas

En lo que corresponde al año 2011, los casos iniciaron a  pocos días de que comenzara el nuevo año, ahora con la participación de distintos organismos de seguridad e instituciones del país.

Uno de esos casos, ocurrió recién comenzado el mes de enero, la presencia de efectivos de la Guardia Nacional y funcionarios del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los bienes y Servicios (Indepabis) para la supervisión de la emisora Radio Sensacional.

En el  mes de febrero, dos casos puntuales, las presiones a un periodista para sacar su programa del aire, que mantenía en el canal pro gobierno, Barinas TV.

Sin embargo, el evento emblemático de 2011 es el del caso del periodista estadounidense, John Enders, durante su estadía de tres días en Barinas, y casi una semana en el país.

Este caso ameritó una atención especial dado que Enders fue vigilado de cerca por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) quienes se mantenían pendientes de cada uno de sus pasos, en Venezuela, hasta el punto de seguirlo de cerca en vehículo cuando éste se trasladaba a otro estado del país.

Y la presencia de estos funcionarios en el lobby del hotel donde se estaba alojando en la ciudad de Caracas, antes de su partida a los Estados Unidos.

En el mes de abril, la agresión al fotógrafo del diario La Prensa, Yonny Camacho mientras cubría una protesta.

En mayo, el cierre de un canal de televisión por cable y de un programa de radio, por orden del alcalde del Municipio Pedraza en el estado Barinas, Yusein Silva; y el asesinato del dueño de una emisora de radio en su residencia, una muerte que aún no se ha esclarecido.

Antes de cerrar este espacio, hay dos casos recientes ocurridos en el mes de junio, como es la prohibición de acceso a los periodistas al área interna del Hospital Luis Razetti, en Barinas, el posterior desmentido de la información por parte de la Oficina Regional de Información y los señalamientos proferidos por la directora regional de Salud, en contra de los periodistas del diario La Prensa, Tarquino González Concho y Dimas Medina a quienes se acusó desestabilizar el sistema de salud en la región.

A manera de resumen podríamos decir, que los ataques directos en contra de los periodistas no han escatimado en esfuerzos. En lo que concierne al diario La Prensa, ya son tres años ininterrumpidos de menciones por parte del actual dirigente estadal en contra de sus periodistas y el medio.

Cuando existe alguna nota que genera algún resquemor, no tardan en mandar a funcionarios de algún organismo o institución, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV),  para que protesten la línea editorial.

Recientemente, son fuertes los rumores, incluso dentro del seno del PSUV, que hablan de una intención de compra de este medio por parte de un testaferro del Gobierno.

Podría decirse que éste es prácticamente, el único periódico cuyos periodistas aún se siente libres de expresar su opinión sin ningún tipo de censura.

En el caso de los otros dos, El Diario Los Llanos y La Noticia, se percibe un tratamiento un poco más cuidadoso con algunas noticias. En relación al diario De Frente, es un medio de marcada línea pro gobierno.

Si hablamos de los canales de televisión, Telellano, podría decirse que la televisora sobrevive a expensas de haber sacrificado sus programas de opinión. Orlando Medina, director de este canal, asegura que las deudas que mantiene el gobierno con la televisora aún no han sido canceladas.

Por su parte, Barinas TV, es un canal de tendencia oficialista, y Llanovisión, es muy variante en su contenido.

En relación con las emisoras de radio, Radio Sensacional es una de las pocas que se permite emitir  a través de sus programas de opinión e información sobre el acontecer del país.

A pesar de las opiniones adversas al gobierno, sigue siendo la más escuchada por ambos sectores.

Las deudas de organismos estatales con otros medios en Barinas es una situación que está lejos de resolverse. Según relata Héctor Villamediana, director del diario La Noticia, señala que desde el año 2008 los medios están sobreviviendo, pues aún las deudas que mantiene el Gobierno no han sido canceladas en su totalidad. A saber: la Gobernación del Estado Barinas, la Alcaldía del Municipio Barinas y Petróleos de Venezuela (PDVSA) (Esta última  ha solventado parcialmente sus compromisos con los medios)

Aún así, medios como La Noticia, o el Diario Los Llanos, continúan dependiendo de la publicidad oficial para su funcionamiento.